VMWare App Volumes – Introducción

      4 comentarios en VMWare App Volumes – Introducción

Translate

Que es?

VMWare App Volumes es un servicio que permite asignar aplicaciones en tiempo real tanto a Escritorios Virtuales como Sesiones de Escritorio Remoto. Esta tecnología puede ser usada en entornos de VMWare Horizon View, Citrix XenDesktop o Remote Desktop Services de Microsoft, por lo que no se limita al mundo VMWare.

Esta plataforma permite capturar 1 o varias aplicaciones en un VMDK o VHD llamado AppStack. Estos AppStacks los podremos asignar sobre un Usuario, Grupo o Unidad Organizativa de AD, facilitando la asignación según nos convenga.

Además de los AppStack disponemos de los Writable Volumes. Estos volúmenes son discos preparados de tal manera que permiten al usuario que lo tiene asignado, realizar modificaciones sobre la unidad local (instalación de programas, cambio de archivos, personalización de carpetas) para que al iniciar sesión en otra VM, mantenga todos estos cambios realizados.

Mas info! – https://techzone.vmware.com/resource/reviewers-guide-vmware-app-volumes

Experiencia

Llevo años trabajando con Horizon View en grandes y pequeñas infraestructuras de escritorio virtual y lo que he aprendido es que cada escenario requiere un diseño distinto. Hasta aquí nada nuevo.

Con la plataforma VDI este cliché tecnológico, se hace más evidente, porque una misma solución se puede implementar de varias maneras dependiendo de, la flexibilidad de acceso o de la alta disponibilidad o la necesidad de mantenimiento continuado de nuestros escritorios o de la cantidad de aplicaciones que usaremos. Por eso me gustaría mostraros mis fases en la vida de una infraestructura de escritorios virtuales.

          PoC

Empezamos montando lo mínimo para arrancar, con unos pocos escritorios y ver que tal aceptan nuestros usuarios este cambio. Creamos un Pool Linked Clone con disco Persistente y lo dejamos más o menos apañado para que los usuarios trabajen, esto requiere una VM de plantilla en la que se basa cualquier Linked Clone.

          Primera fase

Empezamos a implantar a más usuarios teniendo una base considerable de escritorios a administrar y de repente los usuarios requieren aplicaciones no contempladas en la plantilla base y esto nos lleva a dos escenarios:

  • Modificamos la plantilla base para que estas aplicaciones estén disponibles para todos o creamos una segunda plantilla base para este grupo de usuarios que necesitan estas aplicaciones. Esto incrementa el coste de mantener actualizados los sistemas o realizar cambios sobre más de una plantilla.
  • Instalamos las aplicaciones en cada usuario que las necesita y por ahora ya pueden trabajar. Esto nos impide realizar la tarea de Recompose en la que se basa, parte del éxito de implementar un Pool Linked Clone, (realizar actualizaciones sobre equipos de manera masiva y sin afectar en su trabajo ni datos personales).

En este punto observamos que empieza el caos y todo lo bonito del VDI se empieza a evaporar. Por una parte tenemos que mantener varias VMs (Windows Updates, cambios de aplicaciones, modificaciones del sistema, etc…) o por otro lado, tenemos escritorios que no podemos lanzar actualizaciones centralizadas porque tienen sus propias aplicaciones y configuraciones a medida.

         Segunda fase

Buscaremos simplificar y reconducir la infraestructura al camino de la luz, por ello valoramos el despliegue de aplicaciones por RDSH, lo cual me parece una genialidad con el sobreesfuerzo de necesitar unos servidores con Microsoft RDSH para implementar las aplicaciones desde ahí.

Esto nos permite reducir el número de plantillas base, desplegando aplicaciones desde los servicios de RDSH, hasta quitarnos aplicaciones manuales de escritorios para que usen las de RDSH. El único inconveniente, si es que lo hay, es que las aplicaciones deben estar preparadas para un sistema de RDS, tanto a nivel de licencias como de configuraciones. La gran mayoría no presentan problemas en este sentido, pero otras son extremadamente “tajantes” en el uso sobre RDS.

Las aplicaciones sobre RDSH, se mapean en el inicio de sesión del usuario, de tal modo que si requerimos un cambio de aplicación, todos los usuarios deberán desconectarse para poder realizar este cambio, en la mayoría de escenarios no supone impedimento, pero en otros hay que tenerlo muy en cuenta para no quedarte hasta las tantas realizando actualizaciones de aplicaciones en los RDSH.

          Fase final – App Volumes

App Volumes es la solución que se nos plantea a semejantes problemas, con sus cosas buenas y malas, como todo. Dentro del apartado de tener en consideración, debemos valorar lo siguiente:

  • Requiere la instalación de un agente en la plantilla base.
  • Los usuarios no pueden modificar las aplicaciones, pues los AppStack son solo de lectura. Esto es importante si algunas aplicaciones guardan configuraciones sobre el directorio de instalación.
  • Se requiere un servidor con SQL para administrar la plataforma.

No son muchas las consideraciones relevantes que tenemos, pero sí que nos ayuda a solucionar la mayoría de los problemas que se plantean en nuestra infraestructura de escritorios virtuales:

  • Nos permite crear AppStacks de aplicaciones que se deban desplegar a grupos de personas concretos, sin necesidad de que usuarios, que no requieren esas aplicaciones, las tengan instaladas o aprovisionadas.
  • Las aplicaciones se pueden basar en instalaciones sobre Windows Cliente, saltándose así las restricciones del uso sobre RDS.
  • Permite disponer de una sola plantilla base, la cual usaremos para uno a más Pools sobre los que correrán nuestros AppStacks, simplificando los mantenimientos masivos.
  • Podremos aprovisionar, eliminar o substituir aplicaciones en tiempo real, sin que ello impacte sobre todos los usuarios conectados.
  • Nos permite disponer de las aplicaciones en cualquier escritorio virtual que nos conectemos, si es el caso en que nuestros escritorios no son persistentes.
  • Con los Writable Volumes nos permite modificar configuraciones de las aplicaciones desplegadas por AppStack que son solo de lectura.
  • Disponemos de un portal web donde veremos todos los AppStacks conectados o desconectados en cada VM y usuario, así como los Writable Volumes

En la siguientes entradas, veremos como podemos configurar y trabajar con App Volumes para sacarle el máximo partido.

 

Espero que os haya servido, si tenéis alguna duda comentar el post y haré lo posible para ayudaros.

4 comentarios en “VMWare App Volumes – Introducción

  1. Miquel

    Grande Ricard, excelente post!!!

    Solo una pregunta, en la segunda fase, cuando hablas de RDS, puedes presentar aplicaciones directamente a los VDIs, o con RDS solo puedes virtualizar la aplicación y al usuario le aparece en su workspace en el cliente Horizon??

    Un abrazo!!

    Contestar
    1. Ricard Ibáñez Autor del post

      El truco está en instalar el Horizon Client dentro de la plantilla VDI, esto te permitirá mediante GPO configurar la aplicación para que se muestren las aplicaciones RDS directamente dentro del escritorio virtual. Es un poco raro, pero funciona!
      Si no, como bien dices, puedes usar las apps directamente sin entrar en el escritorio virtual.

      Espero que haya resuelto la duda.
      Un abrazo!

      Contestar
      1. Miquel

        Vale, pero la aplicación presentada, en ningún caso estará en el escritorio del usuario, por ejemplo. Siempre tendrá que pasar por el cliente Horizon, no??

        Un abrazo!!

        Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.